Las competencias profesionales imprescindibles que se aprenden en un buen MBA

UNIR Logo

Steve Wozniak se quedó mirando a su tocayo y compañero, con quien había fundado Apple años atrás, y reclamó:

“¿Qué es lo que haces tú? No eres ingeniero, no eres diseñador, no sabes ni clavar un clavo… ¡Yo construí la tarjeta de circuito impreso! ¡La interfaz gráfica fue robada! ¿Cómo es posible que yo lea diez veces al día que Steve Jobs es un genio? ¿Qué es lo que estás haciendo tú?”

Jobs respiró profundamente antes de contestar:

“Los músicos tocan instrumentos. Yo, toda la orquesta”.

Esta escena, tomada de la película de 2015 sobre el genio de la informática, describe un aspecto muy característico del personaje real. En efecto, Steve Jobs no poseía ninguna de las capacidades que se le suponen a un especialista informático.

Como expresaba muy bien el actor de encarnaba a Wozniak, Jobs no creó directamente ninguna ninguna de las ventajas competitivas que hicieron crecer a Apple como la espuma: manejo intuitivo, moderno diseño, excelente software editorial...

Lo que convirtió a Steve Jobs en un personaje para la Historia fue algo muy distinto. Nadie como él pudo ensamblar una multitud muy diversa de conocimientos, habilidades y competencias profesionales en una compañía informática.

Muchos de estos saberes tenían una relación directa con el sector de la computación. Otras se alejaban por completo de él. Pero Jobs se las arregló para combinar todas ellas de una forma magistral. Ese fue su secreto para convertir un chiringuito de garaje en la mayor empresa del mundo.

Las herramientas secretas de Jobs

Las mejores escuelas de negocio del mundo han analizado cuidadosamente trayectoria del fundador de Apple. Sus teorías acerca de la importancia de la usabilidad y la comunicación entre computadoras se han visto confirmadas con el paso de los años. La misma existencia de los máster MBA online, donde hoy se estudia el crecimiento de Apple y otras compañías tecnológicas, confirma la tesis que impuso Jobs: había que humanizar a las computadoras, no computarizar a los humanos.

La vida de Steve Jobs deja patente que no basta con formar a los alumnos en conocimientos empresariales. Además, resulta imprescindible dominar las competencias y habilidades profesionales que requiere este tipo de actividad humana. Como por ejemplo:

Masters MBA UNIR

Ultimas noticias

USO DE COOKIES: Si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Puede obtener mas información sobre las mismas en nuestra política de cookies.